Inicio » Mexicali » La salida de Amador o la complicidad de Bonilla
Fotos: Luis Arellano

La salida de Amador o la complicidad de Bonilla

COLUMNA: SIN NOMBRE

Por: Luis Arellano Sarmiento

MEXICALI.- El secretario general de gobierno Amador Rodríguez Lozano quiso desviar la atención y “le salió el chirrión por el palito”, lejos de beneficiarse de hundió más.

En su desesperación al sentirse evidenciado, lanzó un ataque contra la libertad de expresión que ni con la disculpa pública evitará las demandas por violar los derechos humanos.

Este viernes 6 de diciembre, el Semanario Zeta publicó una conversación donde evidencia que el secretario estaba enterado de los “moches” por los que están siendo investigados el ex Oficial Mayor, Jesús Núñez Camacho, y la ex secretaria de Bienestar Social, Cynthia García Soberanes.

Las conversaciones expuestas en whatsapp son parte de las pruebas que presentó ante la Secretaría de Honestidad el operador de los moches, Rosendo Colorado García.

En la conversación, Colorado García pregunta a la ex secretaria: “Oye amiga y a mí me toca algo?”, a lo que García Soberanes respondió que: “No me va a tocar a mí hasta el segundo imagínate como estoy; Amador resultó más cabrón que bonito; No te agüites”.

Colorado García reveló que recibió por lo menos 20 millones de pesos en efectivo, bajo el compromiso de otorgar un contrato como proveedor de alimentos al empresario “donante”.

Al momento de la licitación ese empresario no resultó ganador y pidió su dinero de regreso, pero solamente le devolvieron 16 millones de pesos, contó Colorado García, quien dijo que fue a ver a Rodríguez Lozano, quien le respondió que a él no le había dado nada.

El caso es que con esas conversaciones el secretario general de gobierno también resulta implicado en la corrupción por moches.

Ese mismo día de la publicación, al secretario se le ocurrió recurrir a la “caja china” para construir información que opacara su implicación en los moches.

Primero algo muy poco común en el actual gobierno, pues hizo que una agente de ministerio público o fiscalía, declarara a medios de comunicación que el dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), José Luis Ovando Patrón, no se había presentado a un citatorio.

Hace unos meses, Rodríguez Lozano, presentó denuncia contra el panista en la Fiscalía General de la República (FGR), pero la instancia federal se declaró incompetente y remitió el caso a la fiscalía estatal.

Quien está operando en medios de comunicación es el actual director de comunicación social del Congreso del Estado, Miguel Ángel Torres Ponce. Fue quien citó a unos cuantos medios para que acudieran ante la fiscal, quien dijo que el panista había presentado un escrito excusando su ausencia.

A las pocas horas, el mismo Torres Ponce citó a entrevista con el secretario y esta vez los medios de comunicación elegidos fueron menos, únicamente cuatro.

Incluso, el director de Comunicación del Poder Legislativo fue quien moderó la entrevista con medios en la oficina de la Secretaría General de Gobierno.

Hace unas semanas, cuando el secretario general acudió a la fiscalía estatal a presentar denuncia penal contra funcionarios de la anterior administración, empleados de comunicación del Congreso del Estado cubrieron ese hecho. Ya trabajan doble.

Torres Ponce es de toda la confianza del gobernador Jaime Bonilla Valdez.

El secretario de gobierno inició la entrevista diciendo que Ovando Patrón no había acudido a su citatorio, luego denunció que el diputado Miguel Ángel Bujanda Ruiz había pedido un millón de pesos a cambio de aprobar la reestructuración de la deuda pública del estado.

Y atizándole más, reveló que como secretario particular y coordinador de gabinete del ex gobernador Francisco Vega de Lamadrid, el ahora diputado local se hizo de propiedades millonarias muy por encima de lo que podría recibir con su sueldo de funcionario.

Pero llegaron las preguntas y fue cuando el periodista Cosme Collignon cuestionó al secretario sobre lo publicado en el Semanario Zeta.

Fue ahí cuando al secretario lo traicionaron las vísceras y atacó al semanario diciendo que estaban molestos porque no le han contratado publicidad, también dijo que la co directora Adela Navarro Bello, publicaba esa información porque el gobierno del estado está investigando a su pareja sentimental por contratos de asesorías de 7 millones de pesos.

El exabrupto contra el semanario traerá como consecuencia demandas ante derechos humanos e instancias defensoras de la libertad de expresión, también por violencia de género.

Paradójicamente, por muchos años, Rodríguez Lozano fue columnista del Semanario Zeta, su última colaboración fue apenas en junio de este 2019.

Este sábado 7 de diciembre, el secretario realizó un video donde ofrece disculpa pública a la periodista Navarro Bello.

La participación de Rodríguez Lozano en los moches fue evidenciada y debe salir del gobierno, su intención de desviar la atención fue fallida, más bien, era imposible.

Para muchos resulta inverosímil que el gobernador Bonilla Valdez no haya estado enterado de la recepción de esos millones de pesos.

Sostener a su secretario de gobierno incrementará la sospecha de participación, de complicidad, lo que dejaría claro que la bandera del combate a la corrupción es de dientes para afuera.

 

7 de diciembre de 2019

Mira También

Detienen a ex director de bomberos acusado de las muertes en el asilo Hermoso Atardecer de Mexicali

*       En donde perdieron la vida 19 personas de la tercera edad; se …

Un comentario

  1. daniel solorio ramirez

    Qué necesidad había de empezar desprestigiando a la 4T por parte de este grupo de personas de perfil tan ajeno a la 4T ?? Empezaron con su indecente pretensión de cinco años que no les corresponden,..y le siguen,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.